Actualidad

Rubem Dantes, gran percusionista e introductor del cajón en el Flamenco, próximo protagonista en el Ciclo Trasnoches Flamencos

El próximo viernes, 5 de diciembre, cerramos el Ciclo Trasnoches Flamencos 2014 con una propuesta muy especial de la mano del gran percusionista e introductor del cajón en el Flamenco, Rubem Dantas.

Rubem Dantas nació en Salvador de Bahía (Brasil) en el seno de una familia que amaba la música. Viajó a Europa a mediados de los 70 y, poco después, apareció en su camino Paco de Lucía para proponerle participar en lo que sería el ya histórico Paco de Lucía Sextet, junto a Jorge Pardo, Carles Benavent, Ramón de Algeciras, Manuel Soler, Joaquín Grilo, Pepe de Lucía, Duquende, o Juan Manuel Cañizares, entre otros colaboradores con los que recorrería los principales escenarios del mundo, cosechando las mejores críticas durante más de 25 años.

Así, Rubem, introdujo la percusión en el Flamenco, cuyos ritmos se llenaron, por vez primera, de los sonidos que aportaban sus bongos, darbucas y tumbadoras. En una de las giras con Paco de Lucía por América, Rubem descubrió el cajón peruano y decidieron incluirlo esa misma noche en concierto: aquella decisión creó escuela y marcó para siempre el Flamenco, que adoptaría el cajón como propio, hasta convertirlo en un instrumento casi imprescindible.

A lo largo de su carrera, Rubem Dantas ha colaborado con artistas de la talla de Camarón, Chick Corea, Milton Nascimento, Enrique Morente, Ketama, Paquito D’Rivera, Gilberto Gil, María Creuza o Pablo Milanés, entre otros. Y entre sus proyectos personales destaca la “Rubem Dantas & Flamenco Big Band” (2004), primera formación de esta índole que se crea en el mundo; y su primer disco en solitario, “Festejo”, en el que trabaja actualmente y para el que ha contado con la colaboración de grandes músicos y amigos como Paco de Lucía, Jorge Pardo, Carles Benavent, Chano Domínguez, Chick Corea o Joaquín Grilo.

Rubem Dantas viene a Bilbao acompañado de su cuarteto habitual: el cante de Ana Sola, el piano de Jose María Pedraza, “Petaca”, y el clarinete y armónica de Joaquín Sánchez.