Actualidad

La Fundación Bilbao 700 publica un libro en recuerdo del arquitecto Alberto de Palacio, creador del Puente Colgante

La Fundación Bilbao 700-III Millenium Fundazioa y MUELLE DE URIBITARTE EDITORES vuelven a unirse para recuperar la lectura y el conocimiento de uno de los bilbainos más destacados y originales de comienzos del siglo XX, el arquitecto Alberto de Palacio, creador del Puente Colgante entre Portugalete y Areeta (Getxo).

Nacido en la localidad labortana de Sara el 24 de enero de 1856, siendo todavía muy niño se trasladó a vivir a la casa solariega de la familia, en la lodalidad de Gordexola. Durante la Guerra Carlista, la familia Palacio Elisagüe se refugió en la localidad palentina de Carrión de los Condes y, al poco de terminada la contienda, el joven Alberto, aprovechando su sólida posición económica, se dedicó a conocer mundo, recalando primero como estudiante de arquitectura en Barcelona y trasladándose después a París, donde fue alumno del conocidísimo ingeniero francés Gustave Eiffel, diseñador de la torre que lleva su nombre, verdadero icono internacional de la “ciudad de la luz”.

Alberto de Palacio fue un intelectual inquieto e ilimitado en sus pretensiones, que ha pasado a la historia como uno de los grandes impulsores de la denominada arquitectura del hierro, donde nos legó obras imperecederas, como el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, en el Parque del Retiro de Madrid, la Estación de Atocha y, por encima de todo, el puente transbordador de Bizkaia, más conocido como Puente Bizkaia o Puente Colgante, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 2006, que tiene la virtud de ser el primer puente de este tipo construido en el mundo y uno de los pocos que todavía permanecen en activo.

Bizkaia Zubia

De Palacio dejó también numerosos diseños de obras que finalmente no pudieron ser materializadas, como una inmensa galería urbana, al estilo de la conocidísima Galleria Vittorio Emanuele II de Milán, que habría cubierto parte del cauce de la Ría, para conectar en entorno del Teatro Arriaga con la zona de Abando.

De su fecundo genio creativo surgieron varios proyectos para el saneamiento y la perforación de pozos artesianos en Bilbao, el primer sistema de tranvía aéreo minero con vuelco automático de vagonetas, la explotación de la energía de los saltos de agua, proyectos de navegación aérea y experimentó también con el aprovechamiento de la energía solar, eólica y mareomotriz. Alberto de Palacio falleció el 11 de mayo de 1939 en su vivienda de Getxo.

El autor del libro

palacio-montalban-presentacion

El autor de “Alberto de Palacio. Un soñador de la arquitectura del hierro” es Josu Montalbán, conocido escritor y político vizcaino, nacido el 11 de octubre de 1952 en el barrio de Mendieta (Zalla). Como él mismo declara en el libro, su infancia transcurrió “entre los meandros del río Cadagua y las vastas praderas pobladas de grillos en primavera”. Tras estudiar sus primeras letras en la Escuela Pública de Zalla, Montalbán cursó estudios de bachillerato en el Colegio de los Hermanos Maristas de Zalla y en el Colegio de los Padres Escolapios de Bilbao.

Posteriormente estudió Medicina en Bilbao, tiempo durante el cual se dedicó también al fútbol semiprofesional en varios clubes vizcainos de Tercera y Segunda División B.

Afiliado al PSE-EE, Josu Montalbán ha sido durante 15 años concejal en el Ayuntamiento de Zalla, cargo que compaginó con el de Diputado Foral de Bienestar Social. Durante una legislatura fue también Diputado Foral de Urbanismo, y tras ocho años como apoderado en las Juntas Generales de Bizkaia, durante la pasada legislatura fue miembro del grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados. 

Dentro de esta misma colección de BILBAINOS RECUPERADOS, Josu Montalban publicó en 2008 la monografía ‘El Doctor Areilza. Médico de los mineros’, dedicado a la vida y obra de Enrique de Areilza, pionero en el ámbito de la medicina social y principal impulsor de las más importantes infraestructuras sanitarias de Bizkaia de finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI, como son el Hospital Minero de Triano y los hospitales de Basurto y Gorliz.