Actualidad

Cancanilla y Chaparro de Málaga en el Ciclo “Trasnoches Flamencos” de Bilbao

El próximo viernes, 13 de febrero, en el Ciclo Trasnoches Flamencos, disfrutaremos del arte del cantaor y bailaor flamenco Sebastián Heredia Santiago, CANCANILLA DE MÁLAGA, quien lleva ya más de 50 años derrochando flamencura por los escenarios de todo el mundo.

Cancanilla (Marbella, Málaga, 1951) proviene de hondas raíces flamencas y ya a los 11 de edad se subió por primera vez a las tablas, para no bajarse. Se unió muy joven a la compañía de José Greco, con quien viajó a México junto a artistas de la talla de Matilde Coral o Farruco. n Madrid, trabajó en el tablao de Manolo Caracol, os Canasteros, junto a Blanca del Rey -en el Corral de a Morería- y en El Café de Chinitas o Caripén, el local de Lola Flores. Además, ha compartido cartel con innumerables figuras como Camarón, Fosforito, José Mercé, José Menese, Chano Lobato o el Premio Nacional de Danza Javier Barón, entre otros.

Cancanilla es un artista que domina los diferentes palos y estilos del flamenco, con un gusto especial para transmitir el cante y un sentido del compás desarrolladísimo, gracias a su conocimiento del baile. Como bien dice el periodista y crítico flamenco Manuel Bohórquez en su blog `La Gazapera´: “Cancanilla es hoy por hoy el cantaor de los cantaores. Tiene una voz preciosa y muy gitana, compás para poner un puesto y eso que no puede aprenderse en las escuelas actuales: una gracia natural innata que cautiva a todos”.

Cuenta en su haber con el Premio Enrique El Mellizo en el prestigioso Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba y, de su discografía, cabe destacar su reciente grabación para El Flamenco Vive, “Entre viejos zarzales”, en el que le toca, entre otros, su paisano José Antonio, Chaparro de Málaga, con quien vendrá a Bilbao. CHAPARRO DE MÁLAGA es un músico y guitarrista completo, que conoce bien el baile y el cante, al que es gran aficionado y que acompaña con complicidad, sentimiento, profundidad e impecable compás.

Reflejo de todo esto es la extensa lista de artistas que han requerido de su sonanta: desde cantaores ya desaparecidos como Paco Toronjo o Chano Lobato, pasando por Fosforito, Carmen Linares, José Mercé, El Pele, Rancapino, Aurora Vargas, Pansequito o Luis “El Zambo”, hasta Remedios Amaya, Niña Pastori, Duquende y Miguel Poveda, o los bailaores Juan Ramírez y Farruquito. Además, a lo largo de su carrera, ha desarrollado en paralelo su faceta creadora como concertista y solista.